ESCALA EN MÁLAGA DEL BUQUE DE ASALTO ANFIBIO "GALICIA" (L-51) - Barcos en Málaga

El buque de asalto anfibio Galicia (L-51) se encuentra atracado en el muelle adosado al dique de levante (ADL) del puerto de Málaga desde el pasado viernes. Esta escala, que sirve de descanso para la tripulación, la realiza dentro de un crucero de instrucción de futuros oficiales y suboficiales de la Armada Española. La previsión es que abandone el puerto malagueño mañana lunes, 21 de junio.

Este tipo de crucero está concebido para que los alumnos pongan en práctica los conocimientos aprendidos durante este año de formación. También les ofrece la posibilidad de conocer un poco más de la vida a bordo, participando en variados ejercicios de instrucción y adiestramiento del buque para consolidar, ampliar y aplicar en situaciones reales sus conocimientos náuticos y técnicos.

En este crucero de instrucción, además de la dotación permanente del buque compuesto por 185 personas, están embarcados 68 alumnos aspirantes de primer curso de la Escuela Naval Militar; 63 alumnos aspirantes de segundo curso; 10 sargentos alumnos de la Escuela Antonio Escaño y 6 oficiales alumnos de la Escuela Naval Militar.

El buque Galicia, cuya principal misión es llevar a cabo operaciones anfibias, ha sido diseñado para transportar tropas y vehículos y para operar con embarcaciones anfibias en su dique y con helicópteros en su cubierta de vuelo. También participa en operaciones de paz, ayuda humanitaria y catástrofes naturales mediante apoyo médico y quirúrgico, ya que cuenta con un hospital de grandes prestaciones.  

Realizó labores de transporte de personal y material para KFOR en la antigua Yugoslavia, ayudó en Centroamérica tras las inundaciones causadas por el huracán Mitch, colaboró en las tareas de limpieza contra la contaminación provocada por el hundimiento del buque Prestige, ha llevado ayuda humanitaria a Irak y Sumatra, sirvió de apoyo en la Operación Libre Hidalgo en el Líbano y en dos ocasiones ha estado presente en en aguas del Océano Indico luchando contra la piratería. Recientemente estuvo apoyando a las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla durante los momentos más difíciles de la lucha contra la Covid-19. 

Construido en el Ferrol por la desaparecida Empresa Nacional Bazán de Construcciones Navales Militares, S.A., entró en servicio en el año 1998. Cuenta con una eslora de 160 metros, un desplazamiento de 13.000 toneladas y capacidad para transportar 4 helicópteros pesados o 6 medios, 6 lanchas de desembarco ligeras o 4 pesadas LCM-1E y 33 carros de combate o 170 vehículos blindados. También puede alojar a 12 miembros del contingente aéreo y a 600 soldados. 

De la propulsión se ocupan cuatro motores diésel Caterpillar-BAZÁN Bravo Mod. 3612 de 22.000 CV de potencia total y un motor eléctrico de 1.500 CV de potencia que trabajan para dos hélices de paso variable. En proa dispone de una hélice de empuje transversal de unos 1.800 CV de potencia.

Sígueme en Facebook y Twitter: @barcosenmalaga 

   

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.